Bien vestido, bien recibido… La indumentaria como elemento de comunicación

mujer enmascarada como elemento de comunicación

¿Es la indumentaria un elemento de comunicación?… Es solo nuestra segunda publicación y ya vamos entrar en harina, utilizando un título que tiene al menos dos interpretaciones para nosotros: la del que oculta algo tras su indumentaria y la del que valora la ropa que se pone y la utiliza como elemento de comunicación con los demás. Lo explicamos a continuación.

Empezamos diciendo que, como nueva empresa, hemos estado consultando en la Web quienes serán nuestros rivales, que no nuestros enemigos, pues somos militantes de lo que surge de la colaboración entre personas con objetivos e intereses similares. Nos ha llamado la atención que hay algunas webs de venta online de ropa, que solo se diferencian del grupo al que pertenecemos nosotros en una cosa: son filiales de grandes marcas de moda, aunque proclamando y publicitando su independencia.

Y esto nos ha creado tanta inquietud, que hemos pensado que es un buen motivo para escribir este post, porque sí pensamos que la ropa es un elemento de comunicación y dice mucho de quien la lleva.

Somos un grupo de personas realmente comprometidas con nuestra filosofía de trabajo, que abarca desde el productor de los materiales con los que trabajamos, hasta el empaquetado y el envío, y así lo reflejamos en cada uno de los aspectos de nuestra marca.

No sentimos orgullosos de saber que estamos contribuyendo a un cambio que nos esforzamos para que ocurra y contribuimos a él en la medida de nuestras posibilidades.

Mujer con mitones y turbante tejidos a mano como elementos de comunicación

 

Nuestra inquietud es que estamos viendo como, desde grandes conglomerados empresariales, empiezan a surgir “marcas independientes“, que en su ideario defienden, esencialmente, los mismos valores, por los que nosotros y otras pequeñas empresas similares a las nuestras hemos optado.

El problema no es nuevo y ya hay un término acuñado para describirlo: Greenwashing (en el enlace a Slowfashionnext encontraréis una detallada explicación de este tema), que no es más que el disimular, con algunas acciones respetuosas con el medio ambiente y con las buenas prácticas sociolaborales, lo que una gran marca no hace con la mayor parte de su proceso de producción. Si eso quiere decir que ya están en el camino de desmantelar los tradicionales sistemas de producción que tanto daño han hecho a las personas y al medio ambiente, bienvenidas sean estas empresas nacidas en el seno de las otras, si no es más que una cortina de humo para tratar de ocultar sus malas prácticas, deben saber que seguirán señalados como fabricantes tóxicos tanto para las personas como para el planeta (¿acaso podemos separar los destinos de ambos?).

Volvemos a hablar de la búsqueda que hemos hecho durante un tiempo, para detectar las nuevas marcas que trabajan con un ideario muy similar al nuestro. Todas están relacionadas con la artesanía, y muchas de ellas con la exquisitez, el cuidado en su producción, la innovación en el diseño y la selección de materiales respetuosos con el medio ambiente y con la investigación en nuevos tratamientos de estos materiales. Francamente, eso nos ha dado ánimos para empezar con nuestra pequeña empresa y sumar, con nuestra pequeña aportación, en este nuevo movimiento empresarial que se está fraguando sobretodo en el ámbito de la artesanía.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *